El Chile de hoy, Urano y la misión de Piñera

El Presidente “ideal” para Chile

En lo personal, no me siento muy inclinada a practicar astrología mundana, porque en el campo de la política, las palabras suelen ser malinterpretadas o distorsionadas, según las ideologías e intereses de cada cual. Pero como desde hace un tiempo vengo observando que, a nivel general, está en acción cierta dinámica, me gustaría comentarla para aportar mi granito de arena a la necesaria comprensión nacional que debe comenzar a imperar, si realmente queremos llegar lejos y no quedarnos sólo en la partida.

Todos sabemos que a lo largo de las crónicas de un país, cada etapa de su historia queda marcada por determinadas corrientes, movimientos sociales o energías colectivas que hacen que los acontecimientos se dirijan en una dirección y no en otra. Astrológicamente, eso tiene una explicación sencilla y se llama: tránsitos y ciclos planetarios. Pero pocos conocen que a lo largo del desarrollo de la humanidad, la influencia y activación de los planetas ha estado estrechamente relacionada con momentos en que dichas energías debían “entrar en escena” y manifestar lo que a nivel general ya estaba vibrando en las mentes y necesidades del colectivo. Este es el punto que me gustaría explicar en detalle sobre lo que actualmente sucede en Chile y el papel que le cabe a Piñera en todo esto. Por supuesto que existen muchos factores que podría analizar y mencionar sobre la carta de Piñera pero, en esta oportunidad, me concentraré en explicar un sólo aspecto que se vuelve relevante para lograr el enfoque apropiado, porque la intensión de este artículo es simplemente transmitir una idea que puede ayudar a entender las dinámicas activas en el trasfondo de todo lo que sucede en Chile desde hace un tiempo.

LA ENERGÍA DE URANO Y PIÑERA

Por lo tanto, y aunque parezca elemental, empecemos por el principio. En su carta natal, Piñera tiene a Urano inaspectado, es decir, su energía no hace contacto con ningún otro planeta, está separado de cualquier interacción con el resto de la carta. Astrológicamente, podríamos decir que, en este caso, Urano es un extraño o una energía indomable dentro de la dinámica total de su carta. Pero Urano no sólo no recibe aspectos sino que está ubicado en Cáncer y en la casa 8… veamos esto por partes…

URANO es una energía cuya vibración está “encargada” de activar determinados patrones en nuestro inconsciente asociados al impulso de progreso y superación en la vida, es decir, a atrevernos a innovar y probar nuevas formas de ser y hacer las cosas, a experimentar introduciéndonos en lo desconocido o lo que es diferente, sin prejuicios ni expectativas de ningún tipo, todas características propias de Piñera. Urano, como máxima expresión del potencial de la mente humana, representa el ingenio e inventiva de la que somos capaces como especie, en otras palabras, y para entenderlo de manera simpática, la energía de Urano fue la que nos sacó de la época de las cavernas (o facilitó nuestro contacto con extraterrestres en un pasado lejano), pero sea como sea que uno quiera entenderlo, a nivel personal y colectivo, Urano promueve e incita períodos de avance y desarrollo social a través de la introducción de cambios radicales, agitaciones y revoluciones que marcan los momentos más importantes de nuestra evolución. Por lo tanto, en lo personal, podríamos decir que el Urano inaspectado de Piñera representa al “rebelde o innovador” que lleva dentro, pero como no forma aspectos con las demás energías planetarias, no puede ser “influenciado” por ningún tipo de consideración ajena al impulso natural e intereses particulares de Urano. Por consiguiente, se expresa con total libertad y autonomía, uno de los rasgos de Piñera que más exaspera a sus oponentes y colaboradores. Y sólo para ponerlo dentro de contexto, alguien ha reparado en el hecho de que es primera vez que tenemos un presidente que pilota helicópteros y aviones, bucea, se siente cómodo cabalgando y crea empresas exitosas? Me imagino que algunos estarán pensando: claro, es que tiene plata para hacerlo, pero también es cierto que a muchas personas que también poseen recursos jamás se les ocurriría realizar de manera normal varias de estas actividades … eso es la energía de Urano, ser diferente e independiente. Por esto, no sorprende que, desde que asumió el cargo como Presidente, se muestre “cómodo” o, por lo menos, no se perturbe mucho ante la aparición de tantos sucesos imprevistos en los diversos campos del quehacer nacional: movilizaciones, desastres naturales, reformas e innovaciones de todo tipo, complicaciones o desórdenes que rompen el esquema de lo que estaba establecido y exigen modernizaciones imprevistas, etc., porque Piñera posee una faceta personal que lo hace moverse con total soltura vibrando en esa frecuencia y contando con la disposición natural y flexibilidad para mantener la visión de progreso y superación que concibe para Chile por sobre los trastornos inesperados que se infiltran en los acontecimientos, algo que pocos podrían sobrellevar con la convicción y claridad que él manifiesta.

En este punto, es necesario mencionar que además, durante estos últimos años, Piñera ha estado experimentando un TRÁNSITO DE URANO en cuadratura a su Urano natal inaspectado, algo que sucede alrededor de los 63 años, acentuando todo lo expuesto sobre esta energía. Además, en la carta de su período presidencial (2010-2014), Urano forma una conjunción con el Sol (el planeta que representa al gobernante!). Astrológicamente, todos estos factores subrayan un solo tema: la energía de Urano! Repasemos entonces: 1) Urano inaspectado en la carta de Piñera, 2) tránsito de Urano en su segunda cuadratura durante su período presidencial y 3) Urano en conjunción con el Sol en la carta de su gobierno… no será mucha “coincidencia”, considerando que las coincidencias no existen? Desde un punto de vista personal, el efecto del tránsito de Urano nos habla de un período de reevaluación interna sobre lo que el individuo considera importante en su vida, después de haber discriminado entre lo que tiene valor y lo que no lo tiene para él, por lo tanto, descubre que el interés que ha sentido por las cosas que consideraba dignas de atención se ha revitalizado y vuelto más intenso aún, especialmente si son actividades que se pueden desarrollar de manera independiente y favorecen a la colectividad. En otras palabras, es posible que durante su mandato, Piñera esté comprobado lo importante que es para él dedicar parte de su tiempo y energías a trabajar por la comunidad.

El que Urano esté en CÁNCER, destaca un hecho que la mayoría parece no advertir mucho, y es que el interés de Piñera por introducir tantos cambios, mejoras y progreso tiene motivaciones emocionales, dicho de otra forma, están teñidos por su sentido de pertenencia y apego a su “familia chilena” y expresa su particular sentido de “patriotismo”, ya que realmente está motivado por un impulso de protección y ayuda, además que se siente a gusto incluyendo, dentro de su concepto de “familia”, a quienes son diferentes a él. El problema de Urano en Cáncer, es que Urano no es una energía emocional, como este signo, sino mental, por lo tanto, no se maneja bien ni se siente cómoda manifestando simpatías y apegos emocionales, a Urano estas expresiones le son embarazosas y ajenas, por lo que suele preferir medios mentales más creativos para manifestar su amor, como proyectos, nuevos programas, ideales y propuestas de todo tipo, todas incentivadas por su desarrollado sentido social. Esta complicada combinación de energías mental y emocional (que son antagónicas para la psique humana), es la que causa esa imagen de incomodidad o rigidez que a veces proyecta en las ceremonias o eventos públicos, pero el hecho de que no se maneje con fluidez en el plano emocional, no afecta su genuino interés por proteger, responder a su país y verlo progresar hacia un futuro más independiente y moderno como le gusta a Urano.

En cuanto a la ubicación de Urano en su CASA 8, puedo decir que este es el factor que más favorece a Piñera como actual Presidente de Chile, y a nosotros como chilenos, ya que le permite sintonizar como nadie y entender, como algo natural y positivo, cualquier proceso de crisis y cambios difíciles que le toque vivir, tanto en lo personal como en su rol público. De hecho, las crisis que ha debido enfrentar desde que asumió, son un estímulo adicional, lo desafían e incentivan más que ninguna otra cosa, y es posible que si no fuera por ellas, ya se sentiría “aburrido” o lamentaría lo monótono de su cargo de poder y responsabilidades como Presidente. Justamente por esto, y ahora que Chile está pasando por un importante ciclo de transformaciones extremas, su figura como la persona que preside dicho proceso, le garantiza al país contar con la visión y flexibilidad que se requiere en estos momentos. La fortaleza de Urano en la casa ocho, es que tiende a responder de manera original, ingeniosa y dispuesta a experimentar nuevas soluciones como salida a cualquier crisis que se presente, y en el curso de buscar arreglos novedosos, hace que todo progrese hacia las tendencias futuras que están intentado abrirse camino. Ahora bien, muchos podrían afirmar que aquí está en juego la “ley de la atracción”, y eso es cierto, porque Chile eligió y atrajo hacia sí a la persona que mejor podía responder y dirigir el proceso de transformaciones y modernización que, por ciclo le tocaba vivir, y Piñera, que no tiene problemas con las crisis, la innovación y la autonomía personal, estuvo dispuesto a asumir ese desafiante rol protagónico en este momento de la historia de Chile.

LA DINÁMICA PSICOLÓGICA ACTIVA EN TODO ESTO

Después de haber detallado los factores de la carta de Piñera que juegan un importante papel en el desarrollo de los acontecimientos nacionales, no me sorprende ver el rechazo y exceso de críticas que constantemente recibe por todo lo que hace o deja de hacer, ya que, de hecho, esta dinámica es parte del patrón que la energía de Urano moviliza en el inconsciente de los demás cuando se manifiesta. Para entender bien esto, es necesario recurrir al mito de Urano. Me explico. El impulso natural que representa Urano a expresar autonomía, libertad de pensamiento, a perseverar en sus visiones y a estar dispuesto a romper con lo establecido y las cadenas del pasado que impiden el avance, tarde o temprano, activa a “Las Furias” (personajes del mito) en los demás, ellas representan el sentimiento de envidia y venganza que se despierta en quienes se ven afectados por este impulso de progreso. Las personas que se sienten más perjudicadas por la acción de Urano, son quienes desean mantener el control, lo establecido y lo seguro, porque el cambio y lo nuevo despierta sus miedos e inseguridades personales: miedo a lo desconocido, miedo a no estar preparados para lo que viene, miedo a perder el control o el poder, miedo a no tener las suficientes capacidades para adaptarse y quedar “obsoleto”, etc., entonces la venganza se manifiesta a través de críticas y artimañas que buscan bloquear la acción de Urano e impedir que los cambios que representa se introduzcan en el sistema, ya que en el fondo, sienten que les están desbaratando la fórmula en la que se sentían cómodos y seguros. La envidia también es un sentimiento que se activa por la acción de Urano, ya que manifiesta el resentimiento por no haber sido quien se atreviera a actuar con mayor independencia y se decidiera a introducir los cambios que eran evidentes y necesarios, es decir, se siente la irritación por ver que otros practican libremente eso que ellos, en su momento, no se atrevieron a realizar. Por lo mismo, tal vez, habría que comenzar a observar mejor cuáles son las reales motivaciones de quienes insisten en ridiculizar o desalentar las acciones de Piñera, porque tal vez, haya más escondido ahí de lo que muestran las apariencias…

CHILE Y LA DECISIÓN DE LOS CHILENOS

En resumen, desde mi punto de vista, durante este período, Piñera satisface a la perfección las necesidades de Chile, porque responde adecuadamente a los requerimientos de cambios radicales e innovación que, por tránsitos, se activaron para el país sólo un poco antes que él iniciara su mandato. De hecho, desde antes que él asumiera, el terremoto del 2010 dejó el escenario de Chile dispuesto para que Urano pudiera actuar con toda la fuerza y libertad que lo caracterizan. Por lo tanto, quién mejor que una persona que se siente cómoda con lo diferente, lo inesperado y lo que rompe el esquema para dirigir a Chile durante una fase históricamente tan estresante, llena de cambios, sorpresas y situaciones “no contempladas” como Piñera? Estoy convencida que ningún otro “político” (porque hasta en eso es diferente, ya que no es un político sino un empresario), hubiera podido responder con tanta soltura e independencia a todos los desafíos que hasta ahora el gobierno chileno ha debido enfrentar. Un político tradicional (representado por la energía de Saturno), se habría inclinado a mantener lo establecido privilegiando lo seguro, pero no habría exhibido la innovación y rapidez que ha caracterizado a Piñera hasta ahora, lo que descoloca a muchos, y forma parte de las abundantes críticas que recibe de todos lados.

Hasta en eso las fuerzas planetarias se están manifestando, ya que todo lo que está establecido; todos los sistemas, la administración pública, las normas y las leyes, todo está regido por la energía de Saturno, y una de las fuerzas que habitualmente se enfrenta a Saturno, para introducir los cambios que nos llevan a progresar y crecer como humanidad, es Urano. Urano no se siente amenazado ni se asusta por romper las cadenas del pasado y experimentar con nuevos sistemas hasta dar con el apropiado, de hecho, a esta característica uraniana de “prueba y error”, le debemos los descubrimientos y avances científicos más importantes de la humanidad!, y esta es una de las fortalezas de Piñera, ese gusto por probar nuevas fórmulas para hacer las cosas, sin incomodarse demasiado por las críticas y el rechazo de quienes se asustan con lo nuevo. Es cierto que, para un observador casual, ciertas decisiones pueden parecer erráticas o improvisadas, y es posible que, de hecho, algunas lo sean, pero si hacemos el esfuerzo de ver un poco más allá del traspié inicial, no sólo podremos observar un genuino intento por aportar soluciones diferentes sino la aspiración a introducir los cambios que, a todas luces, los chilenos necesitan y piden, el problema es que, justamente por tratarse de nuevos sistemas y formas de hacer las cosas, nadie tiene tan claro qué y cómo hacerlo, y aquí es donde entra la invaluable (aunque errática) energía de Urano, porque sólo esta energía está dispuesta a experimentar y probar hasta encontrar la solución que se ajusta a lo que se necesita en el momento presente. Para los chilenos, estos años son tiempos de cambio, revolución y modernización, mi pregunta es: por qué se sigue atacando y resistiendo a quien quiere y sabe llevarnos por ese camino? Tenemos miedo o somos incapaces de comprender el momento histórico en el que nos encontramos?

En resumen, como yo lo veo, sería más sabio y útil para los chilenos que todos los políticos (oposición y alianza) y las diferentes tendencias del país, sintonizaran con Piñera en este momento de cambios radicales conteniendo constructivamente el potencial innovador y progresista que él tiene para aportar a Chile. No me parece razonable para el desarrollo del país, además de feo y mezquino, que se enfrente y resista la energía con la que, irónicamente, todos afirman sintonizar: el cambio… el problema para muchos es que, en estos momentos, ese cambio está encarnado en Piñera mejor que en nadie, esperemos que la envidia y la venganza no hagan de las suyas y perjudiquen el potencial de avance y modernización que hay en este período para Chile y todos los chilenos!

Comentarios

comentarios