El ciclo de Urano y la crisis de media vida durante el 2017

Alrededor de los 42 años la gran mayoría de las personas pasan por un desconcertante período al que se conoce como “la crisis de media vida” porque generalmente se experimentan inesperados cambios de actitud, de gustos y de proyectos personales que terminan trastornando todo su sistema de vida en favor de dudosos ideales y nuevos propósitos para su futuro que no todas sus relaciones logran entender ni mucho menos asumir. Esta etapa de la vida tiene variadas explicaciones de los especialistas dedicados al estudio del hombre y sus procesos, pero es poco lo que se conoce del ciclo de Urano y su responsabilidad directa en esta crisis.

Aquellos que han estudiado astrología saben de los ciclos planetarios y sus periódicos efectos en la vida de una persona, pero uno de esos planetas posee la energía más desestabilizadora de todas y su estilo tampoco mitiga las consecuencias de su paso, me refiero a Urano, un planeta que de por sí es errático y extraño en sus características cósmicas y que tiene el poder para sellar una etapa especialmente delicada en la vida de cualquier persona. Este año 2017, para todos los nacidos entre el 1 de noviembre de 1972 al 12 de mayo de 1973, luego entre el 16 de agosto al 21 de noviembre de 1974 y finalmente entre el 11 de mayo al 31 de agosto de 1975, Urano formará una oposición con su ubicación natal gatillando uno de los procesos evolutivos más desestabilizadores que se pueden vivir pero sin el cual la vida casi no tendría sentido. Lo primero es comprender el fin último de todas las conmociones que se experimentan durante esta etapa, y el principal es el de despertar, estimular y recordarle al individuo que la vida que tiene por delante debe ser vivida intensa y totalmente, que no puede pasar por ella como adormecido, es como una llamada de atención, como cuando se recibe un susto y luego la persona queda atenta a todo lo que sucede a su alrededor. Ese es el propósito de Urano, recordarle al individuo que está vivo y que debe seguir creciendo y avanzando en sus procesos internos.

Aunque este tránsito suele coincidir con la segunda oposición de Saturno, lo que únicamente acentúa la crisis, en esta oportunidad sólo me referiré a los efectos del paso de Urano. En términos generales, durante este tiempo el individuo comienza a sentirse inseguro, desorientado y hasta desconectado de sus propios sentimientos, se cuestiona si es realmente feliz en su matrimonio o en el trabajo, por lo que no son sorpresa algunos divorcios o rupturas tanto afectivas como laborales, sus asuntos personales, meditados durante largo tiempo, súbitamente son dispuestos bajo nuevas condiciones y personas, es un período de mucha tensión y nerviosismo porque la persona siente que debe dejar tras de sí muchas cosas importantes pero aún no tiene claro hacia dónde va o en qué terminará todo, las amistades pueden verse afectadas o terminar bruscamente. A veces, se conoce a una nueva persona que lo conmociona porque su manera de ser y de vivir es totalmente diferente y esto parece ser muy atractivo, pero es una relación inestable que frecuentemente no perdura mucho más allá, pero sí deja una huella inconfundible y ayuda a introducir a su vida emociones y experiencias nuevas y vivificantes. Sin embargo, si a lo largo de su vida, la persona se ha mantenido flexible evitando desarrollar actitudes rígidas, este tránsito puede no ser tan perturbador, ya que la energía movilizada por Urano se volverá sobre sí mismo transformándolo en alguien nuevo por medio de una serie de reorientaciones de su existencia y de una actitud más progresista eliminando situaciones o personas que impiden su evolución porque será capaz de percibir que el mundo está cambiando a su alrededor y a menos que sintonice con ese cambio, podría sufrir más y cometer serios errores por resistirse a tomar acciones durante esta época.

Para todos los nacidos en la fecha antes mencionada, este año 2017 señalará el comienzo de esa etapa, por lo que deberán preparar su temple y ánimo para un período difícil pero al mismo tiempo liberador, porque Urano tiene la misión de romper las cadenas emocionales y psicológicas que sus padres, la sociedad o ustedes mismos se han impuesto hasta este momento y ahora les abre nuevos caminos para que descubran quiénes son y qué es lo que realmente quieren hacer con el resto de sus vidas. Mucha suerte con eso!

Comentarios

comentarios