Hablemos de autoridades entonces…

Bueno, ahora que oficialmente Saturno entró a Acuario, y cambiará su estilo de manifestación por los próximos 3 años, y además, aún contamos con la potente y transformadora energía de la conjunción Júpiter-Marte-Plutón en Capricornio (signo regido por Saturno), creo que llegó el momento de que hablemos seriamente sobre lo que realmente es tomar consciencia, enfrentar nuestros miedos, aprender a poner límites y asumir nuestras responsabilidades… como le gusta a Saturno y Capricornio.

Sincrónicamente, el contexto para volvernos conscientes de lo que debe ser entendido, de una vez por todas, ya está puesto sobre la mesa para que lo veamos muy claramente… es decir, que reconozcamos nuestra capacidad o incapacidad para ser nuestra propia autoridad o, dicho de otra forma, entender lo que realmente significa ser soberanos de nuestra vida, de nuestras decisiones y acciones, y la realidad que somos capaces de crear para nosotros mismos a partir de ellas.

Hasta donde yo entiendo, muchas veces, el Universo nos hace favores que no siempre identificamos como tales, especialmente cuando no somos capaces de entender sus indirectas o señales (tanto a nivel personal como colectivo), y en esos casos, amablemente nos envía personas (las autoridades que “accidentalmente” tenemos ahora), que nos “actúan” un comportamiento específico o situaciones concretas (Covid19) que nos permiten literalmente VER y reconocer lo que estábamos haciendo mal hasta el momento, porque sólo estábamos repitiendo mandatos o patrones inconscientes y, por lo mismo, el Universo se las arregla para que tengamos otra oportunidad para cambiar y mejorar la forma en que hacemos las cosas, liberándonos de repeticiones sin sentido…

Así es que, con valor y honestidad, repasemos bien qué es lo que más afirmamos de las autoridades que sincrónicamente tenemos ahora en nuestra vida, tanto a nivel nacional como en lo personal, y reconozcamos que lo que más queda en evidencia es lo incapaces que son, lo irresponsables que son, lo porfiadas, sordas y/o arrogantes que son, es decir, que realmente no están preparadas para ser una buena autoridad. Repito, ser una buena autoridad… ¿tomaron nota?

Es decir, que por Ley de Atracción, en este momento clave para la humanidad, y para cada uno de nosotros, atrajimos estas “autoridades” incapaces e irresponsables para que reconociéramos lo incapaces e irresponsables que, muchas veces, hemos sido para con nosotros mismos, hasta ahora, delegando en otros las decisiones importantes o temiendo asumir la responsabilidad que implica ser nuestra propia autoridad, de ser los soberanos que debemos aprender a ser de ahora en adelante, atreviéndonos a aceptar los resultados e implicaciones de las acciones que tomamos por nuestra cuenta y de las decisiones que, por simple sentido común y amor propio, son evidentes, sin esperar que alguien más nos apruebe o valide lo que ya sabemos internamente que nos conviene hacer o dejar de hacer, es decir, hacer uso de nuestra capacidad para ponernos límites sanos y amorosos, no auto-limitantes o negativos…

Pero para lograr eso, primero necesitamos VER lo dañino y absurdo que es actuar como una “mala autoridad”, y ver los inconsecuentes resultados de ese tipo de dirección, y entender que, muchas veces, al evadir nuestra propia soberanía, por temor o comodidad, terminamos actuando de manera dañina, absurda o inconsecuente con nosotros mismos, ya que terminamos tomando decisiones que no tienen nada que ver con el contexto de nuestra situación personal o las verdaderas necesidades del momento, como aquellas personas que no respetan la cuarentena, por ejemplo…

Mientras temamos aceptar las consecuencias de las decisiones que queremos o nos conviene tomar, y evadamos delegando en otros las acciones que son de nuestra responsabilidad realizar, no podremos aspirar a tener mejores autoridades, porque aún no logramos ser esa “buena autoridad” para nosotros mismos…

Al entrar a Acuario, el signo del despertar, el progreso y la libertad, Saturno, el planeta asociado a nuestro sentido de responsabilidad y autoridad personal, viene a recordarnos que, por los próximos 3 años, tenemos otra oportunidad para integrar un nuevo concepto de soberanía personal, de liderazgo personal, de dirección personal… un revolucionario concepto de autoridad que nos mostrará que en realidad, nunca tuvimos necesidad de autoridades externas que nos dijeran qué debíamos hacer o cómo teníamos que hacerlo, ya que aprenderemos a gobernarnos a nosotros mismos desde un nivel de consciencia superior que implica adquirir y manejar conocimientos, entender el cómo y por qué de las cosas y, desde ahí, ser mucho más conscientes de nuestra propia responsabilidad con respecto a las acciones y las decisiones que tomamos y los límites sanos que nos ponemos… al final entenderemos que para ser realmente libres (Acuario), necesitamos ser plenamente responsables (Saturno) de los límites que, por amor a nosotros y a los demás, debemos saber respetar…despertar a esta nueva consciencia, nos implicará progresar como personas y como humanidad y el resultado feliz será una agradable sensación de libertad, ya que habremos aprendido a ser plenos soberanos de nosotros mismos!

Es decir, la libertad implica responsabilidad… entenderemos que entre más libres y equilibradas deseemos vivir nuestras vidas, más conscientes debemos ser de los límites amorosos y del sentido de responsabilidad que ello implica, y punto!

Karin Ostertag Jenkins
Astróloga

Comentarios

comentarios