Importante trabajo energético para Chile

Como anuncié antes, este fin de semana (20, 21 y 22 de junio), las almas conscientes del colectivo chileno tenemos un importante trabajo energético que realizar para Chile, para su evolución y su posicionamiento como Luz de otras naciones, y no es un decir nada más, es parte del Plan Divino… no es por casualidad que Chile inició su despertar mucho antes (octubre 2019) y se encontró con tan férrea resistencia por parte de los oscuros.

Entonces, partamos por recordar que cada Solsticio y Equinoccio son momentos muy especiales dentro del año, porque todas las almas son convocadas a una gran asamblea en los planos etéricos. Durante esta reunión, a cada alma y también a los grupos de almas que están trabajando como un “colectivo”, se les entregan nuevas tareas que se espera realicen durante los próximos tres meses, hasta el siguiente Equinoccio o Solsticio. La idea es ir “cumpliendo misiones” que nos permiten, como almas individuales o como grupos de almas, seguir avanzando en nuestros respectivos propósitos y evoluciones, según los acuerdos firmados antes de encarnar.

Esta experiencia de recibir nuevas tareas, no es tan difícil de reconocer, ya que durante estas fechas, a nivel individual o colectivamente, sentimos en nuestro interior, un nuevo propósito, una nueva motivación, una nueva inquietud o un nuevo impulso que comienza a movilizar en nuestro interior pensamientos, sentimientos, decisiones y/o acciones que nos van llevando en una determinada dirección (que es la nueva misión).

Ahora bien, para echar un vistazo a cuál sería la próxima tarea energética que el colectivo chileno recibirá, la astrología se vuelve una valiosa herramienta. Así es que veamos qué combinación energética se activa durante este próximo Solsticio, el que será vigorizado y recargado por una Luna Nueva y Eclipse Solar, que se alineará sólo 9 horas después del Solsticio!!! No habrá mucho tiempo entre un evento cósmico y el siguiente… y esto ya es una señal de lo importante que será este fin de semana, energéticamente hablando, ya que el cosmos está orquestando la irradiación de esta poderosa concentración de energías, la que estamos siendo llamados a utilizar activamente para los nuevos propósitos que nos confiarán durante este Solsticio, Luna Nueva y Eclipse, tanto a nivel personal como colectivo. Pero en esta oportunidad, me estoy enfocando más en nuestro trabajo como colectivo de almas encarnadas como “pueblo chileno” o mejor dicho, como “familia chilena” (por Cáncer).

La primera pista a la que debemos poner atención, es que este Solsticio corresponde a la entrada del Sol a Cáncer. El Sol simboliza nuestra esencia y consciencia, por lo que ya subraya que es momento de actuar desde un estado vibracional de mayor consciencia, pero desde la energía de Cáncer, que vibra con el pensamiento de familia, hogar, pertenencia, protección, cuidado, pueblo, nación, raza… segunda pista. Por lo tanto, es tiempo de actuar desde una consciencia de pueblo, grupo o expresar la verdadera esencia de lo que es ser familia.

Así es que este 20 de junio a las 17:44 hrs. (hora de Chile), iniciamos una nueva misión colectiva, y también individual, que requiere usar la energía de nuestra esencia de manera consciente en relación a nuestro sentimiento de familia, seguridad, protección y unidad como pueblo o nación.

¡Es más!, Cáncer representa el proceso completo que llevaría a Chile a convertirse en su propia Madre, es decir, que como pueblo, podemos pasar de funcionar desde un estado infantil de permanente dependencia y obediencia a figuras poderosas (autoridades, políticos, empresarios con poder), a una conducta madura mucho más autónoma, soberana y habilitada para cuidarnos a nosotros mismos, a medida que recuperamos nuestro poder y vamos tomando consciencia (Sol) de lo que, como colectivo chileno, necesitamos, nos interesa o deseamos priorizar, y desde ahí, comenzamos a actuar en consecuencia.

Pero qué otras pistas tenemos para comprender mejor esta nueva tarea. La más destacada es que el Sol desde Cáncer forma un quincuncio exacto con Saturno que entró a Acuario, ambos a 0º de estos signos, otra pista!

Repasemos… primero, estamos iniciando una nueva misión de tres meses; segundo, 9 horas después de recibir nuestra tarea, se inicia un nuevo ciclo lunar con nuevos propósitos cancerianos; tercero, el aspecto más exacto que forma el Sol es a Saturno que acaba de iniciar su paso por Acuario, o sea… estamos en el inicio, comienzo o génesis de algo importante, que requiere de nuestra consciencia para crear un nuevo sentido de familia, pertenencia, pueblo y nación, y tendremos a nuestro favor, toda esta energía cósmica para echar a andar las cosas y renovar nuestra realidad… todo está comenzando!

En general, un aspecto quincuncio suele manifestarse a través de situaciones incómodas o ligeramente tensas, y el Sol (nuestra consciencia e impulso creativo) forma un quincuncio a Saturno (nuestro sentido de realidad y responsabilidad), por lo que este Solsticio sugiere que, en esta nueva misión que estamos llamados a realizar, sentiremos la incomodidad o sutil tensión de ver cómo nos las arreglamos para crear una realidad que refleje mejor el nivel de consciencia que hemos alcanzado sobre lo responsables que somos respecto de la situación familiar y/o nacional que estamos viviendo y la nueva que deseamos construir.

Pero si el proceso que tomará fuerza, es el de volvernos autónomos, soberanos y más habilitados para cuidarnos a nosotros mismos, este quincuncio insinúa que la mayor incomodidad que experimentaremos, será desarrollar la facultad para ponernos límites y asumir responsabilidades. Es decir, desarrollar la autoridad de un adulto (de una madre). Deberemos aprender a reconocer hasta dónde nos conviene llegar, qué acciones tomamos, cuáles evitamos, en qué intereses enfocamos nuestra energía y tiempo, qué situaciones permitimos y cuáles no, qué normas defendemos y cuáles eliminamos o modificamos, etc. En fin, será un camino largo, y vuelvo a repetir, esto está recién comenzando para Chile… el estallido social sólo fue la vuelta a la llave para encender el motor, pero aún no comenzamos a avanzar…

Saturno está entrando a Acuario, y estará ahí durante más de dos años y medio, por lo que todas nuestras estructuras (personales y sociales), acaban de iniciar un proceso de cambio, liberación, renovación, experimentación y progreso, pero deberá ser con un mayor sentido de responsabilidad social y colectiva, y con la oportunidad de fortalecer una conducta nacional más soberana y madura, pero esa renovación debe partir en cada ciudadano de manera individual primero. Saturno nos avisa que comenzó el tiempo para construir un nuevo orden o estructuras sociales acordes a la nueva consciencia que, como pueblo, estamos alcanzando. Saturno, que representa todo lo que tiene forma y nos da una sensación de realidad y estabilidad, al entrar a Acuario, nos avisa que nuestro concepto de todo eso cambiará y se abrirán caminos nuevos, extraños, sorprendentes, que hasta ahora no habíamos probado y que nos mostrarán que podemos crear una realidad y estructuras futuristas muy acuarianas (como las que salen en las películas)… ya no es tiempo de mirar hacia atrás, lo que fue, como fue o por qué fue… Saturno en Acuario mira hacia el futuro y se concentra en cómo organizarse para definir la forma que le dará a esa nueva realidad que Acuario le muestra hacia adelante!!

Y para terminar, el mayor desafío que ambas cartas muestran, es esa cuadratura que tanto el Sol como la Luna formarán con Marte conjunción Neptuno en Piscis. La cuadratura anuncia que, para sacarle provecho a la combinación Marte-Neptuno, será necesario aplicar “el ejercicio consciente de nuestra voluntad” como nación para usar esas energías. Lo que Marte-Neptuno nos propone, es que dejemos de actuar y decidir (Marte) desde un estado de confusión, caos o victimismo asumiendo que siempre debemos ser el cordero para el sacrificio (Neptuno) de los poderosos, y volvamos a conectar con nuestro poderoso guerrero interno que, en esta oportunidad, nos permite descubrir cuán efectivos y certeros podemos ser en nuestras decisiones y acciones, si nos dejamos guiar por nuestra conexión superior, empatía, compasión, sensibilidad y unión nacional en un nivel psíquico o espiritual más allá de lo que somos capaces de comprender en estos momentos… pero lo haremos, a medida que reconozcamos y respetemos esa unión superior que se activó en octubre del año pasado, que nos sigue acompañando y que se fortalecerá, si así lo decidimos…

Por lo tanto, y para finalizar, aprovechemos este poderoso fin de semana (20, 21 y 22 de junio), tan cargado de energías cósmicas, visualizando, imaginando o simplemente pensando en el tipo de Chile que deseamos crear y en el que queremos vivir, de ahora en adelante. Visualicemos una realidad donde cada ciudadano viva en amor, en paz, en respeto, en servicio, en abundancia, en unión, en colaboración, en alegría, etc., ya sea que lo hagamos en meditaciones individuales o grupales (que sería ideal), subámonos a esta ola de alta vibración que se nos viene y creemos el futuro que ahora nos dan la oportunidad de forjar para nosotros como colectivo chileno, y así, convertirnos en luz y ejemplo para otras naciones que pronto nos seguirán…

Solsticio de Invierno (hemisferio sur) será el sábado 20 de junio a las 17:44 horas de Chile con el Sol a 0º 00’ 00’’ de Cáncer

Luna Nueva y Eclipse Solar será el domingo 21 de junio a las 2:42 horas de Chile con el Sol y la Luna a 0º 21’ de Cáncer

Karin Ostertag Jenkins

Comentarios

comentarios