La cuadratura Marte-Neptuno activa ahora, cómo entenderla y aprovecharla

Desde los primeros días de mayo es posible que algunas personas hayan comenzado a sentir los efectos de la cuadratura Marte-Neptuno que está activa en estos momentos. Su influencia será más evidente para todos aquellos que tengan planetas natales entre los 6 y 18 grados de algún signo, especialmente de Géminis, Virgo, Sagitario o Piscis. Pero tranquilos, es un tránsito momentáneo, por lo que habrá que estar atentos sólo por algunas semanas nada más…

Ya sabemos que Neptuno está, y seguirá estando por mucho tiempo más, en Piscis, su propio signo, hecho que fortalece mucho la energía de este planeta y todo lo que él representa. Recordemos que Neptuno está asociado a los planos intangibles e ilimitados como la intuición, la imaginación, la creatividad, lo espiritual, nuestra voz interior o conexión con los planos superiores o, mejor dicho, con nuestro propio Ser Superior. Neptuno se maneja cómodamente en los planos de la energía, los campos electromagnéticos, es decir, en la realidad cuántica que es fluida y maleable, según nuestra consciencia y cómo ésta cambia. Un concepto que recién ahora se está comprendiendo mejor e integrando colectivamente… eso es Neptuno en su propio signo!!

En cuanto a Marte, este planeta está de paso por Géminis, y estará ahí hasta el 4 de junio, así es que aún hay tiempo para experimentar su dinámica curiosa, inquieta y móvil. Conocemos a Marte y su energía incansable, emprendedora, competitiva y valiente, y cuando transita por Géminis, todo esto intenta expresarse a través de la mente y la comunicación. Es decir, durante este tiempo, nuestro impulso a hacernos valer y realizar nuestra voluntad buscará manifestarse por medio de la lógica, el sentido común, la eficiencia y la forma más clara y directa de comunicar lo que deseamos hacer o lo que deseamos que los demás hagan. La combinación Marte-Géminis evoca una imagen movediza, nerviosa y aguda para captar lo que sucede a su alrededor y las oportunidades que pudieran haber en ahí.

Sin embargo, cuando estos dos planetas forman una cuadratura, sus energías no fluyen fácilmente, más bien se resisten y estorban, lo que termina generando tensiones o inconvenientes momentáneos que conviene reconocer a tiempo. En general, Neptuno en Piscis nos pide confiar en nuestra intuición y percepciones, aunque no le veamos mucha lógica en el momento presente, pero Marte en Géminis nos estará pidiendo, durante este tiempo, que tomemos decisiones y emprendamos acciones desde la lógica y la eficiencia descartando en el camino cualquier pensamiento que no pueda ser analizado, comprendido y comunicado racionalmente. Es decir, intentará dejar fuera de la ecuación a la energía de Neptuno.

Las luchas las sentiremos en nuestro interior. Nos veremos divididos entre nuestro lado racional, lógico y objetivo y nuestro lado más perceptivo que capta el holograma completo de una situación o persona evitando el análisis interminable de detalles que pueden hacer que perdamos la perspectiva. Pero durante estas semanas, más de una vez, veremos que poner atención a esos detalles es tan importante como captar el todo… este será el dilema interno que experimentaremos durante este tiempo. Nuestro desafío es comprender que ninguno de los dos es mejor que el otro, que no podemos prescindir de ninguno y que deberemos aplicar “el ejercicio consciente de nuestra voluntad” para trabajar y reconciliar estos dos aparentes extremos si queremos sacarle provecho a este tiempo.

Hasta que no entendamos esto, más de una vez, podremos sentirnos confundidos o ansiosos sin entender por qué al final de cada iniciativa o decisión terminamos en una situación muy distinta de la que deseábamos o hacia la cual nos dirigíamos. Y esto es porque no nos damos tiempo para escuchar a nuestra voz interior o si la escuchamos, le ponemos tanta cabeza y análisis, que terminamos distorsionando la información original que nos estaba tratando de entregar… esta combinación de energías es difícil, porque nos pide caminar en la cuerda floja entre la energía de Marte que quiere que las cosas se hagan ¡ahora ya! y lucha y se esfuerza para que sucedan y Neptuno que fluye y confía que las cosas igual van a ser y sólo se dedica a hacer su parte sin más complicaciones.

¿Cómo sacarle provecho? En vez de descartar una idea sólo porque no nos parece lógica o eficiente en nuestra realidad presente, mejor escuchemos a nuestra voz interior, apartemos esa idea y ocupemos nuestra lógica y habilidades comunicativas para averiguar un poco más sobre ella y descubrir el por qué se nos ocurrió… esto es porque nuestra intuición o conexión con planos superiores ve y capta en un instante lo que a nuestra mente racional y objetiva le requiere más tiempo para comprobar o entender. Si aprendemos a hacerlas trabajar juntas, nada nos detendrá!! Ese es el premio, si logramos pasar el desafío de este tiempo…

Comentarios

comentarios