La intuición según la Astrología

En estos tiempos, cada vez más, necesitamos entender los eventos de nuestra vida personal y social desde una mirada más profunda y sensible, por lo que nos encontramos ante el imperativo de tener que recuperar y empezar a usar una herramienta natural del ser humano: la intuición!

A lo largo de los siglos y de las muchas manipulaciones que ha sufrido nuestro ADN, esa habilidad fue reducida o bloqueada, sin embargo, ahora está llegando una gran cantidad de energías cósmicas de alta vibración a la Tierra, que han comenzado a reactivar nuestro ADN y todas sus facultades.

Esto ya nos plantea un desafío, porque nuestro entendimiento sobre las formas cómo podemos experimentar nuestras nuevas facultades psíquicas, puede ser algo limitado, por las creencias colectivas limitantes o negativas que fuimos creamos sobre esa habilidad. Sólo recordemos que la intuición es nuestra habilidad para conocer, comprender o percibir algo de manera clara e inmediata, sin la intervención de la razón.

Ahora bien, desde el punto de vista de la astrología, podríamos decir que, en la carta natal, tenemos tres planetas asociados a lo que entendemos como “intuición”, la que se expresa de distintas maneras, según la energía de estos planetas. Esa es la maravilla de esta herramienta, de que no hay un solo tipo de intuición.

Tenemos a Urano, Neptuno y Plutón, tres planetas asociados a los impulsos evolutivos de la humanidad, pero como dije, cada uno está asociado a un tipo diferente de intuición, y eso es lo que vamos a aprender a reconocer y usar ahora, para empezar a potenciar nuestra particular facultad intuitiva.

Por supuesto, todos podemos manifestar las tres formas de intuición que estos planetas representan, así como no tener ninguna, eso sin negar la existencia de otras formas de conexión intuitiva. Pero, de acuerdo a nuestra carta natal y el equilibrio de sus energías, es más probable que nos inclinemos por un tipo particular de intuición más que por los otros, por ejemplo, en mi caso, yo funciono naturalmente con la intuición uraniana, y me costó mucho tiempo aprender a reconocerla, ponerle atención y usarla como una herramienta confiable.

Mi experiencia personal…

Esto es muy importante, porque si uno cree que “la intuición” se manifiesta de una única forma (en mi caso, yo creía que debía “sentir cosas”), no prestará atención a su particular tipo de intuición, lo que evita que la reconozcamos y la desarrollemos naturalmente en nuestro provecho…… así pues, cuando finalmente entendí que “yo no siento cosas”, sino que la información o la comprensión de algo sólo “aparece” en mi mente, ya lista y madura, comencé a usarla en mi favor y para el buen servicio de las personas que me piden orientación.

URANO

Primero tenemos a Urano, cuya intuición es de tipo mental y muy veloz. La intuición de Urano funciona de tal forma, que hace que una idea, una visión o una comprensión brote completamente madura, lista y ya procesada en nuestra mente, pero sin un desarrollo mental previo, no se siente nada, sólo se piensa. La persona sabe inmediatamente que sabe, es una certeza en su mente, pero no puede explicar qué proceso mental usó para llegar a esa certitud o convicción, funciona como si un rayo hubiera sacudido nuestro cerebro.

El problema con este tipo de intuición, es que podemos dudar de ella y desecharla con mucha facilidad, porque al no ser capaces de explicar e identificar qué proceso analítico seguimos para saber tal o cual cosa o llegar a esa conclusión, empezamos a creer que sólo son ideas nuestras, nuestra imaginación, tonteras que se nos ocurren, etc., y desoímos la forma cómo nuestra intuición uraniana intenta comunicarnos algo…

Yo asocio este tipo de intuición con la función del sexto chacra.

NEPTUNO

Después tenemos a Neptuno, cuya intuición es más de tipo emocional y sutil, y calza más con nuestra creencia de que la intuición debe “sentirse”. A través de la intuición de Neptuno, literalmente sentimos en nuestro cuerpo o nuestro interior sensaciones y emociones con la misma seguridad con la que Urano las entiende, pero la certeza neptuniana se mueve a nivel de los sentimientos. Es como cuando alguien sabe que está feliz, porque “se siente feliz”, la certeza de la intuición neptuniana es porque se está sintiendo algo.

Pero la intuición neptuniana también puede ser rápidamente desestimada, porque la línea entre nuestros sentimientos personales y los sentimientos con los que conectamos, y que surgen espontáneamente en nuestro interior, es muy ambigua e indefinida, por lo que cuesta decidir si lo que se siente es personal o información emocional, por lo que también se puede optar por ignorarla…

Yo asocio este tipo de intuición con la función del cuarto chacra.

PLUTÓN

Finalmente, tenemos la intuición de Plutón, que es de tipo instintiva y visceral, ella surge desde las profundidades de nuestras entrañas, es más bien refleja o reactiva, y a través de un intenso retortijón de los intestinos, se comprende o se sabe algo que, muy propio de la energía de Plutón, suele ser de naturaleza urgente o de riesgo inminente. A la persona le llega una información de carácter apremiante, la que es difícil de ignorar, por la fuerte, y a veces, dolorosa sensación en su estómago. Generalmente siente en su estómago una intensa contracción que puede causar un vago desasosiego en el bajo vientre. Al igual que en los casos anteriores, este tipo de intuición también puede ser pasada por algo, al aplicar el razonamiento de que puede ser sólo una indigestión o malestar estomacal que con un agua caliente y hierbas se pasa…

Yo asocio este tipo de intuición con la función del segundo chacra.

Confío que este breve reporte les puede ser de utilidad o guía en sus respectivos procesos que los están llevando a reconectar y desarrollar sus particulares facultades psíquicas e intuición natural…

Comentarios

comentarios