Los 12 ascendentes, su misión y contextura física

El término “ascendente” no sólo es bastante conocido en la jerga astrológica sino un factor clave al momento de levantar una carta astral. Pero qué significa este factor para el común de las personas y cómo influye en sus vidas? Para aclarar esto es necesaria una breve explicación antes de pasar a detallar cada caso.

El Ascendente se obtiene de la hora del nacimiento, es decir, considera el minuto exacto en que el alma asume su cuerpo físico e inicia su vida terrenal. Por este simple hecho, el ascendente se relaciona no sólo con nuestro personal estilo para empezar cualquier cosa, que puede ir desde despertar cada día hasta la manera en que iniciamos nuestros procesos de crecimiento personales más profundos. Pero por derivación, el ascendente también tiene una correlación con el concepto psicológico de “la máscara” que utilizamos para interactuar en el diario vivir y en nuestras relaciones más triviales, porque en tales momentos no necesitamos mostrarnos como realmente somos sino como la sociedad nos ha educado que es aceptable proceder. El punto aquí es que la energía de cada signo vibra en una determinada frecuencia y no sólo genera sino que también atrae hacia sí esa misma frecuencia de onda a través de las circunstancias y personas que van determinando nuestra vida, por lo que termina siendo el factor que define el tipo de experiencias personales que debemos enfrentar simplemente porque nos reflejan, aunque no siempre seamos capaces de reconocer este hecho.

Por lo tanto, cada signo ascendente emite una determinada frecuencia de onda y atrae hacia nosotros esa misma vibración, por lo que se convierte en parte de nuestro aprendizaje o lección de vida, ya que es esa energía la que debemos interiorizar, familiarizarnos con ella y elaborar en profundidad antes de pasar a la siguiente etapa de evolución. Mientras no lo logremos, quedamos en un continuo desequilibrio interior porque estamos negando parte de nuestra propia naturaleza ya sea por ignorancia o por prejuicios. Aquí el único punto de conflicto potencial o necesidad de mayor trabajo personal se da cuando la vibración del signo ascendente no está en armonía con la del signo solar, porque la esencia del individuo (Sol) no vibra en la misma sintonía que la energía externa (ascendente) que las circunstancias y los personajes habituales de su vida le van reflejando.

Para aprender un poco más sobre nosotros mismos y del potencial que hay en nuestro interior, además de descubrir algunas posibles lecciones o misiones con las que debemos trabajar en esta vida, se presenta un breve resumen para cada signo con lo más relevante en este sentido. Pero así como cada ascendente y su misión requiere de una determinada manera de ser porque expresa esa particular energía, también necesita un tipo de cuerpo o contextura física específica a través de la cual exteriorizarse y realizar la tarea encomendada, por lo que también se mencionan brevemente algunas de las características físicas de casa signo cuando queda ubicado en el Ascendente, no obstante, se debe recordar que tales descripciones también son válidas para los casos en que el planeta regente de dicho signo se ubica en la casa uno. El problema para definir con total certeza las características físicas o contextura de un signo Ascendente se da cuando varios planetas se ubican en la casa uno, porque distorsionan los rasgos distintivos aquí descritos, sin embargo, estas delineaciones siguen siendo una útil herramienta orientadora.

ARIES
Aries es el que “inicia” todo, y por ser el primero de los doce signos, le corresponde activar, echar a andar y emprender lo que sea. Para cumplir esta misión, está dotado con los rasgos de personalidad que dicha tarea requiere, vale decir, fuerza y energía, mucha confianza y entusiasmo por lograr los objetivos propuestos. Pero para que se familiarice bien con esta vibración, las circunstancias y personajes que acompañan su vida de uno u otro modo expresarán violencia, confrontación, lucha, accidentes o serán personas agresivas, decididas, muy independientes, deportistas o pioneras en algún sentido, quedando a la vez fascinado y aterrorizado por la fuerza de esta energía que refleja su propia esencia, por eso su vida es permanentemente agitada, activa y la persona con este ascendente siente que debe actuar rápido y tomar decisiones bajo presión. Si su signo solar es afín a esta dinámica, no verá mayor problema en proceder así, pero si su signo solar es de una vibración más tranquila o sensible, puede sentir mucha más incomodidad para vivir este tipo de misión tan inquieta y veloz.
CONTEXTURA FÍSICA: Cuando este signo se ubica en el Ascendente, presenta un buen desarrollo muscular, agilidad y resistencia a los esfuerzos físicos. Hay soltura de movimientos y contextura atlética, estatura superior al promedio y caminar de porte altivo. Su rostro suele ser casi cuadrangular, anguloso o huesudo con cabellos con reflejos cobrizos. La frente es alta, el arco superciliar pronunciado, la nariz importante en el conjunto del rostro, la boca reducida y los labios poco carnosos.

TAURO
La energía vibratoria de Tauro lleva a este ascendente a aprender que la vida responde a procesos profundos, naturales y vitales con sus propios ritmos e impulsos creativos y que hay cosas que sólo surgen de la necesidad y no de la voluntad o las ideas, por lo que todo a su alrededor avanza con lentitud y presenta una constante demora que dilata la llegada de aquello que desea lograr. En el fondo el mensaje para Tauro es: conseguir lo que se quiere, sólo si eso responde a una necesidad, aprendiendo en el proceso a desestimar toda acción que no sea imprescindible para mantener la potencia de su fuerza creadora. Parte de su experiencia vital involucra contextos o gente que goza produciendo y acumulando, propietarios de tierras y grandes productores, la vida del campo y el disfrute del crecimiento progresivo y personas que poseen dinero, que son posesivas en lo material o lo emocional, para que aprecie la fuerza del apego con toda su intensidad y consecuencias. Sin embargo, Tauro posee la paciencia, perseverancia, resistencia y los sentidos desarrollados que dichas lecciones requieren, por lo tanto, si el signo solar es afín a esta energía, la persona no verá mayor inconveniente en que esto sea así, sin embargo, con un Sol ubicado en un signo más activo o inquieto, la persona con este ascendente puede llegar a sentir mucha frustración hasta que aprenda a vivir su vida de acuerdo a la tranquila vibración de Tauro, porque es parte de las lecciones de su vida.
CONTEXTURA FÍSICA: Tauro confiere una altura media, contextura más bien robusta o fornida, su cuello es corto y grueso, los hombros anchos y las manos fuertes. Su esqueleto es sólido y la musculatura desarrollada, la piel dura, gruesa y resistente. Tiene un caminar firme y el conjunto corporal es armónico y estéticamente agradable. La boca y los labios son grandes y carnosos, la mandíbula pesada o de forma cuadrangular.

GÉMINIS
La energía vibratoria de Géminis en el ascendente trae como misión aprender a través de un igual pero diferente a sí mismo, por lo que su mayor desafío se presenta a través de la relación con hermanos o compañeros. Las circunstancias y personajes que le reflejan su propia energía son los que tienen relación con grandes conocimientos, el mundo intelectual y la habilidad para usar la comunicación oral o escrita, gente racional o analítica, de disposiciones rápidas o movedizas con tendencias juveniles. Pero todas sus experiencias se presentarán como situaciones incompletas que deberá mejorar a través de la creación de vínculos o la interacción y comunicación con otros. Debido a esta misión, Géminis expresa movilidad, ingenio, habilidad para la comunicación y la expresión en todas sus formas, y una desarrollada capacidad mental para racionalizar y aplicar la lógica en cada situación, expresa curiosidad y un genuino interés por aprender y conocer más sobre cada cosa o persona nueva que conoce. Su energía es intermediaria entre dos cosas o seres que no tienen relación entre sí y las conecta para que se produzca la interacción y el movimiento. Para aquellos cuyo signo solar sea más del tipo emocional o estable esta misión de vida podría exigirle bastante esfuerzo, no así para los signos solares cuya vibración es más inquieta y dinámica como la de Géminis.
CONTEXTURA FÍSICA: Otorga una contextura delgada, longuilínea, ágil y de aspecto juvenil incluso en la madurez. La cabeza es de dimensiones pequeñas, la piel delgada, la frente convexa, las cejas finas y alargadas. La nariz es de dimensiones reducidas también delgada y en punta, la boca angosta, grande pero de labios finos. La estatura nunca es elevada, de movimientos ágiles y rapidez de reflejos. Su dicción es clara y veloz.

CÁNCER
La misión de este ascendente es llegar a interiorizar la energía emocional a través del sentido de pertenencia, la afectividad intensa hacia el pasado, la calidez, el afecto y todo lo que es muy personal. Los nacidos con este ascendente siempre estarán rodeados de personas o circunstancias que expresan esta energía, el arquetipo de “la gran madre” y la abuela materna que reflejarán las emociones de Cáncer de manera externa hasta que las interioricen en su propio esquema personal, lo que idealmente sucede cuando ellos mismos se transforman en madres o padres y deben empezar a responder emocionalmente con sus propios hijos. Por todo esto, el ascendente Cáncer está capacitado para responder emocionalmente, valorar el sentido de la familia, la necesidad de pertenecer a algún lugar o grupo, brindar o desear recibir apoyo, protección y nutrición tanto física como emocional. Cuando el signo solar es afín a estas energías, la persona no siente grandes dificultades para interiorizarla, pero especialmente cuando el signo solar es de signos de aire, entrar en contacto con su parte sensible y expresar sus emociones puede llevarle mucho más tiempo y hacerlo sentir más presionado por las circunstancias o personas que lo rodean.
CONTEXTURA FÍSICA: Esta energía redondea las formas del cuerpo, reduce la presencia de musculatura y confiere tejidos blandos. Aporta desarrollo abdominal, poca resistencia a los esfuerzos físicos, un caminar con indecisión y hábitos sedentarios. Su lento metabolismo y habitual gula lo vuelve propenso a la obesidad y a la formación de depósitos adiposos. El rostro muestra una ligera expresión infantil y una actitud como absorta en sus pensamientos, la cabeza es redonda, los cabellos delicados y finos.

LEO
La misión del ascendente Leo es familiarizarse con la energía propia de un líder o dirigente, por lo que desde un principio deberán lidiar con figuras de autoridad fuertes, reconocidas, con prestigio social o dominantes, que de algún modo atraen hacia sí toda la atención del medio dejando al individuo ensombrecido y con la sensación de “no existo”. Pero como parte de su trabajo es desarrollar su propia individualidad y espacio personal, tarde o temprano, los que tienen este ascendente se ven en la necesidad de alejarse y salir de esa sombra para buscar su propio espacio y camino, y descubrirse a sí mismos en el proceso, debido a un vago sentimiento de vacío afectivo y falta de reconocimiento que lo obliga a salir al mundo a buscarlo. Sin embargo, este proceso no es tan simple como decidirse a iniciar dicha búsqueda, porque hasta que no logre desarrollar su verdadera identidad estará permanentemente dividido entre ser diferente y llamar la atención o ser aceptado y pertenecer al grupo comportándome como uno más del grupo. Tal como con los otros ascendentes, si el signo solar es afín a la energía de Leo, la persona sentirá menos conflictos durante este proceso, pero se complicará mucho si su esencia solar es más tímida o retraída para lo que esta misión le pide que aprenda a expresar.
CONTEXTURA FÍSICA: Este ascendente presenta una contextura de formas alargadas, musculatura delgada y carencia de zonas adiposas, con proporciones elegantes y armoniosas. Confiere agilidad y rapidez de movimientos, un caminar con pasos amplios y regulares y su voz vibrante, fuerte y cálida. Su rostro posee una expresión altiva, noble y desapegada con formas estéticas y regulares. Una frente alta y amplia, la nariz es de proporciones agradables, mirada luminosa e intensa que otorga fuerza y seguridad al rostro.

VIRGO
La predisposición natural de Virgo a centrarse en lo pequeño y en el detalle, encuentra su máxima expresión en el aprendizaje de este ascendente cuya misión es aceptar y reconocer el valor de las restricciones y las demoras de la vida aprendiendo a potenciar y extraer el máximo posible de lo mínimo. Para esto, Virgo tiende a experimentar situaciones que los hacen sentir limitados o disminuidos con respecto a los demás (como enfermedades, situación económica, etc.), y le plantea escenarios de grandes potencialidades pero dentro de un contexto de pocas posibilidades o recursos hasta que entiendan que las cosas más grandes e importantes en la vida siempre partieron siendo algo pequeño o débil. Su estilo tranquilo, modesto y observador, además de su capacidad analítica y comprensión natural de un orden establecido mayor, junto con su natural atención a los detalles y a todo lo que es considerado pequeño o un simple pormenor, le otorga las herramientas precisas para realizar su misión correctamente, siendo más cómodo para aquellos cuyo signo solar es afín a esta vibración sencilla y meticulosa, y exigiéndoles mucho más esfuerzo a aquellos cuyo signo es más impaciente o exuberante.
CONTEXTURA FÍSICA: Este ascendente presenta una contextura menuda y estatura más baja al promedio. Los rasgos del rostro son delicados y agradables, la nariz es de fosas nasales pequeñas y los labios delgados. Los ojos tienen una mirada penetrante y sus movimientos son controlados, agiles y su andar es rápido. Lo rodea una energía moderada que muchas veces lo hace pasar inadvertido entre las demás personas.

LIBRA
Como la energía de Libra está estrechamente relacionada con la belleza, la elegancia, el refinamiento y el cuidado de las formas sociales, a las personas con este ascendente la vida les brinda experiencias que involucran todos estos ambientes, aunque no siempre desde su nacimiento, para darles la oportunidad de expresar sus propias capacidades para apreciar la belleza y desarrollar su potencial artístico en algún grado. Sus cualidades naturales para armonizar, ser amables y cooperar con otras personas los ayuda en su misión que se centra en tres conceptos básicos pero muy profundos: unir, complementar y participar. El área idónea donde aplica esto son sus relaciones personales y su mundo social, a través de los cuales debe aprender, después de algunos sinsabores, que en el mundo de las relaciones el querer compartir, colaborar y realizar algo en unión con otro no implica volverse dependiente del otro, es decir, que no debe confundir su necesidad de otras personas para compartir y realizar cosas en común con dependencia. Nuevamente, si su signo solar es más independiente o liberal, le costará más asumir su lección de vida que si su signo es afín a este tipo de vibración.
CONTEXTURA FÍSICA: Libra confiere formas armónicas al cuerpo, piel delicada y una estatura media. El cuerpo acumula adiposidades en las caderas, el rostro es ovalado, la frente no muy alta, las pestañas largas tornan dulce la mirada, con ojos grandes y expresivos. La nariz es clásica en sus formas, la boca tiene una linda forma casi esbozando una sonrisa. El mentón es redondeado en la extremidad y camina con gracia, la voz es agradable, melodiosa y sensual.

ESCORPIÓN
Escorpión no podía tener una misión cómoda, debido a su magnetismo sexual, intensa vitalidad corporal y relación con los procesos de muerte y renacimiento, los que irónicamente está llamado a descubrir dentro de sí quien posee este ascendente, ya que parte de su misión es familiarizarse con su inagotable reserva de energía a través de personas o situaciones que exteriorizan su alta y conflictiva intensidad emocional y despiertan su desconocida potencia sexual y capacidad de renovación interior visible en cualquiera de sus formas. Debido a que debe asumir tan desafiante misión, Escorpión expresa una personalidad profunda, misteriosa, reservada y penetrante con una desarrollada capacidad para llegar al fondo de cada situación o descubrir las motivaciones reales de los demás, habilidad que no siempre le acomoda, ya que está obligado a ver, antes que otros, el lado más oscuro de la naturaleza humana, motivo por el cual siempre se verá enfrentado a personajes magnéticos, poderosos, controladores y llenos de energía vital, psíquica o material hasta que reconozca en sí esas vibraciones. La ventaja de reconocerlas como propias es que, en ese caso, se pueden aprender a controlar y manejar en beneficio propio y de los demás y no sólo sufrir sus consecuencias. Si el signo solar es más sensible o idealista, puede costar más que acepte y elabore esta tarea, pero los signos más pragmáticos o perseverantes no verán tanto problema en esto.
CONTEXTURA FÍSICA: Este signo otorga una altura medio-alta y un desarrollo normal de la musculatura. La cabeza tiene forma ligeramente cuadrangular y las extremidades inferiores son más cortas en proporción al tronco, las cejas son marcadas y tupidas, levemente prominentes y la boca es más bien ancha y el maxilar cuadrado. Tiene una mirada profunda y penetrante, tez ligeramente morena y un andar sinuoso o silencioso, la voz es fuerte, sensual y agradable.

SAGITARIO
La vibración y misión del ascendente Sagitario apunta a vivir experiencias que lo contacten con viajes o el extranjero, con filosofías y religiones, con la enseñanza y sobre todo con el maestro que imparte ideas profundas y anima a otros a ir y ver más allá, y será a través de este tipo de personajes y experiencias que deberá hacer contacto con su tarea que se resume en experimentar todo el potencial que ofrece la expansión de la mente y el desarrollo de la fe, incrementar su confianza en la vida y, sobre todo, aumentar la capacidad de unir lo lejano con lo familiar, adquiriendo y transmitiéndole a otros conocimientos y visiones trascendentes necesarias para darle sentido a sus vidas. Para esto, Sagitario cuenta con una personalidad entusiasta, confiada, expansiva y siempre deseosa de vivir nuevas aventuras, creyendo y confiando que más allá siempre habrá algo interesante que ver, aprender o experimentar. Por supuesto que aquellos signos solares cuyas vibraciones son más sosegadas o dependientes podrían resistirse a aceptar este tipo de energías en sus vidas demorando bastante el interiorizarlas en sus esquemas personales, no así los signos más dinámicos o aventureros por naturaleza.
CONTEXTURA FÍSICA: Sagitario otorga una estatura medio-alta, una contextura bien formada y cuerpo atlético, los hombros son amplios y la espalda es grande y desarrollada. Las manos son siempre grandes, su caminar es de grandes pasos manteniendo la cabeza hacia delante. La frente es espaciosa y redonda, y el mentón ligeramente alargado. Los ojos grandes y las cejas bien delineadas. El cuerpo se presenta grande o voluminoso especialmente en el tórax.

CAPRICORNIO
La vibración de Capricornio es lenta, concentrada y rigurosa y su misión lleva al individuo a vivir experiencias severas que, de una u otra forma, debe revolver por sí mismo mientras asume enormes responsabilidades sin la posibilidad de apoyarse en otros. La energía de Capricornio en el ascendente transmite la sensación de que cada vez que inicia algo, las exigencias se vuelven grandes, lentas y parecen complicarse o hacerse más difícil, debiendo aprender a postergar sus intereses inmediatos ante responsabilidades que se ve obligado a contraer, perseverando en rumbos que inicialmente no ofrecen recompensas sino hasta lograr los resultados deseados. Aunque la persona debe desarrollar una disposición autosuficiente basada en su fortaleza interior y sustentar a otros, se sentirá más débil y necesitada de lo que realmente es y muchas veces buscará inconscientemente apoyarse en otros. Por lo exigente de su misión, la naturaleza lo provee de una personalidad sólida, capaz de grandes esfuerzos, responsable, poseedor de una gran sabiduría y un desarrollado sentido de las leyes naturales y lo esencial en la vida. Para los signos más idealistas o impulsivos, las lecciones propias de este ascendente le parecerán bastante más severas que para quienes poseen signos afines a esta vibración energética.
CONTEXTURA FÍSICA: Confiere estatura superior al promedio y un cuerpo esbelto en sus formas, sin depósitos adiposos. Ambas extremidades son alargadas con respecto al tronco, la contextura es rectangular-alargada. La frente amplia, poco cabello y prematuramente canoso, las cejas confieren un aire pensativo al rostro. La nariz es larga y delgada, y la boca pequeña y mantenida fuertemente cerrada. Mentón huesudo, algo afilado y levemente cuadrangular, el cuello es largo y delgado. Sus movimientos y caminar es discreto, habla lento y en voz baja.

ACUARIO
La misión de Acuario y sus procesos de aprendizaje incluyen muchos imprevistos o interrupciones inesperadas que, inicialmente al menos, se vivirán como adversidades, crisis inexplicables o simple mala suerte, sin embargo, sólo cuando el tiempo otorgue la perspectiva necesaria, se reconocerán como las oportunidades creativas y liberadoras que fueron. Otra forma en que la energía de Acuario se hace presente para este ascendente, es a través de personas o situaciones que rompen las reglas, trasgreden lo establecido y expresan maneras originales de ser y hacer las cosas hasta que la persona reconozca su propia capacidad para actuar de acuerdo a esta vibración energética y aprenda a ser independiente, espontánea y original atreviéndose a abrir caminos y marcar diferencias que sólo serán valoradas por los demás mucho tiempo después de que este ascendente haya visto lo que se debía hacer. Para responder a semejante tarea, Acuario cuenta con una increíble capacidad para adelantarse al presente y captar intuitivamente lo futuro, además de una personalidad liberal y un desarrollado sentido social e interés por el bienestar de las personas, facilidad para hacer amigos, notables habilidades científicas o tecnológicas y una personalidad original e independiente. Aquellos con un signo solar estructurado o inflexible podrían tener más problemas para asumir su misión personal que los signos solares más liberales o aventureros.
CONTEXTURA FÍSICA: Acuario ubicado aquí otorga estatura media, cuerpo ágil con porte elegante, las extremidades inferiores son largas y delgadas. La frente es amplia y espaciosa, y la cabellera lacia y tupida, los ojos son muy grandes, expresivos y, a veces, con una mirada magnética y encantadora. El rostro muestra una combinación de rasgos poco comunes o diferentes a lo normal, es alargado, ovalado, carnoso y posee una piel delicada y cutis claro.

PISCIS
La energía vibrante de este ascendente generalmente presenta situaciones en las que es difícil percibir los límites ni establecer normas, frustrando cualquier intento por expresar juicios definidos, establecer distinciones claras o dar respuestas concretas. Los ambientes están cargados de corrientes emocionales profundas, perturbadoras y confusas que son abiertamente negadas y en los cuales los roles o responsabilidades son confusas, creando contextos ilusorios o fingidos que nadie se atreve a cuestionar. Debido a la dificultad para expresar en palabras lo que perciben a su alrededor o por temor a ser malentendidos, algunos empiezan a desconfiar de sus propias percepciones y se exigen un nivel de claridad y racionalidad con un marcado pensamiento crítico y gran escepticismo que anula su potencial y los deja atrapados en un mundo que obstaculiza su misión. Piscis posee un extraordinario grado de sensibilidad con el que puede captar cosas que el normal de las personas no alcanza a ver, como las sutilezas dentro de una habitación, los efectos mágicos de la música, el fascinante mundo de la imaginación al escuchar o leer historias, la creatividad artística, etc. Para los signos solares más bien prácticos o racionales este aprendizaje puede ser muy complejo y exigente, sin embargo, para aquellos con signo solar más sensible e imaginativo como Piscis todo le parecerá fluido y natural dentro de sus vidas.
CONTEXTURA FÍSICA: Con Piscis en el Ascendente, la contextura corporal es predominantemente de formas redondeadas y tejidos blandos, la cabellera abundante, una mirada ausente y soñadora, la piel es clara y muy pálida. La actitud general es distraída con un andar incierto. Las piernas son cortas y los hombros anchos, las manos pequeñas y regordetas. De rostro carnoso y redondo, la frente espaciosa pero baja, labios carnosos y sensuales con una nariz corta y de forma redondeada.

Comentarios

comentarios