Los planetas y las relaciones cortas y largas

Es frecuente que una pareja que recién comienza su relación amorosa consulte por la estabilidad de su vínculo; que cuánto tiempo van a permanecer juntos, si será algo fugaz o se prolongará en el tiempo volviéndose algo más serio, etc. La verdad es que, aunque parezca obvio, eso depende de las personas involucradas en la relación, de su madurez emocional, su nivel de consciencia o la intensidad de su amor y no de los astros o sus cartas astrales, sin embargo, también es cierto que algunos planetas pueden dar algunos indicios sobre qué esperar de una nueva relación sentimental cuando ciertas configuraciones planetarias la marcan en sus inicios.
Efectivamente hay planetas que, por su tipo de energía, permiten anticipar cuan durable o confiable puede llegar a ser una unión amorosa que se inicia, aunque vuelvo a insistir que no la determinan. Para establecer esto, es necesario considerar tres factores: el primero, la disposición de los involucrados hacia del amor en general y de lo que esperan vivir en una relación amorosa, lo que se puede aclarar con sus cartas astrales, segundo, los planetas que están en tránsito durante el momento en que se inicia la relación, que es la parte que ahora vamos a analizar, y tercero, la dinámica que se produce entre ambos y que se puede comprender con un estudio astrológico conocido como sinastría.
Entre los planetas que pueden sugerir si una relación amorosa podría ser corta o trivial encontramos a Mercurio, Marte, Júpiter y Urano. Como son varios los factores a considerar para esto, sólo se explicarán las energías de cada planeta para que se tenga una visión general de las razones para cada caso. Efectivamente, los planetas mencionados son los que menos aportan a la durabilidad de una relación, sin embargo, son los que la hacen más interesante, seductora y fascinante porque introducen positivos elementos de comunicación, pasión, diversión y novedad en la vida de las personas involucradas. Al final de cada caso, a modo de ejemplo, indicaré algunas fechas de personas nacidas durante una conjunción entre Venus y el planeta respectivo, ya que la conjunción es el aspecto más fuerte y, por lo tanto, el más fácil de reconocer.

Por ejemplo, MERCURIO estimula la curiosidad por conocer lo más posible sobre el otro y el deseo de comunicarse permanentemente con él, haciendo que los momentos compartidos estén plenos de interesantes conversaciones y actividades sociales, paseos e interacciones, pero la energía de Mercurio es superficial e inquieta, necesita moverse y “curiosear” por todos lados y la misma curiosidad que inició el interés por una relación, le puede hacer pensar que otra relación sea tan interesante como la que tiene entre manos. En términos generales, cuando Mercurio se ubica en la casa 7 o contacta a Venus en la carta, es muy probable que exprese este tipo de disposición ante las relaciones de pareja y el amor.
Nacidos entre el 4 y el 17 de mayo de 1962
Nacidos entre el 9 y el 31 de enero de 1975
Nacidos entre el 8 y el 18 de julio de 1987

MARTE, por su parte, es una energía asociada con la atracción física y el deseo sexual inmediato, así es que no se necesita mucha imaginación para comprender el tipo de relación que establece. Son relaciones que se inician rápidamente con una fuerte convicción de sus sentimientos, fervor, ímpetu y pasión, y esa misma fogosidad hace que la combustión sea rápida, muy intensa pero breve, ya que la energía de Marte no es paciente ni perseverante, lo suyo es el arrebato inmediato de la conquista y la lucha por lograr el objetivo amoroso y después de disfrutar lo obtenido, Marte no ve muchas razones para quedarse y no pensar en ir en pos de otras conquistas, ya que es una energía combativa y competitiva. Nuevamente, si Marte está ubicado en la casa 7 o contacta a Venus en la carta, cabe esperar que sus relaciones tiendan a ser de este tipo.
Nacidos entre el 1 de octubre y el 6 de noviembre de 1965
Nacidos entre el 29 de abril y el 5 de julio de 1977
Nacidos entre el 23 de marzo y el 20 de abril de 1981

En cuanto a JÚPITER, aquí la cosa es algo ambigua, porque esta energía promueve relaciones alegres, dinámicas, llenas de entusiasmo y deseos de aventura o expansión, lo que hace que sus integrantes deseen permanecer juntos por el mutuo disfrute que obtienen, sin embargo, Júpiter es un aventurero por excelencia, ama la libertad y conocer nuevos horizontes y probar nuevas experiencias, la rutina de una relación lo asfixia y, tarde o temprano, podría mostrar hastío y desinterés o, por lo menos, intranquilidad por la libertad perdida a no ser que compartan alguna visión o proyecto de vida que le dé un sentido superior a sus vidas. Lo mismo que en los otros casos, si Júpiter se ubica en la casa 7 o contacta a Venus, la disposición general será la descrita aquí.
Nacidos entre el 31 de julio y el 17 de agosto de 1966
Nacidos entre el 10 y el 24 de agosto de 1979
Nacidos entre el 27 de febrero y el 14 de marzo de 1988

Y finalmente, tenemos a URANO, la energía más opuesta a lo que se entiende por una relación estable. Esta energía es la más eléctrica, veloz, original y fascinante porque rompe esquemas y cadenas, liberta e introduce nuevas experiencias en la vida de la pareja, ambos se sienten vivificados y cargados de nuevas energías y proyectos para vivir juntos, pero esta energía es errática, revolucionaria, posee un pobre sentido del compromiso personal y es extremadamente liberal generando relaciones que se rompen y recomienzan constantemente o que se abren a probar experiencias que pueden terminar dañando a alguno de los involucrados. Igual que en los casos anteriores, si está en la casa 7 o contacta a Venus, se puede esperar una disposición general similar ante el amor.
Nacidos entre el 16 y el 29 de octubre de 1969
Nacidos entre el 25 de septiembre y el 7 de octubre de 1976
Nacidos entre el 5 y el 17 de enero de 1984

En cambio, los planetas que promueven relaciones estables, comprometidas y de larga duración son Venus casi siempre, Saturno, Plutón y dependiendo de varios factores, Neptuno.

En el primer caso, VENUS es por definición la energía del amor en su manifestación más clásica, por lo que puede producir relaciones amorosas bastante “estándares” donde existe un razonable equilibrio entre los derechos y las responsabilidades de ambos involucrados, una vida social, cultural y familiar tradicional y una disposición conciliadora y respetuosa de los intereses de ambos, sin embargo, Venus no es una energía muy resistente cuando se trata de pasar pruebas difíciles como pareja, ambos esperarán que el otro sea el fuerte o quien aporte las soluciones a los problemas que surjan, por lo que no siempre logran permanecer juntos si las cosas no suceden dentro de lo que podríamos llamar un marco de normalidad o mientras no se presente alguna crisis importante. Si Venus se ubica en Libra o en la casa 7 (esto depende de la hora) acentúa lo expuesto.
Nacidos con Venus en Libra entre el 3 y el 26 de septiembre de 1968
Nacidos con Venus en Libra entre el 3 y el 26 de octubre de 1974
Nacidos con Venus en Libra entre el 3 y el 26 de octubre de 1982

En el caso de SATURNO, esta es la energía más confiable, estable y perdurable que existe para formar una relación “para toda la vida” como afirma la tradición, pero también asegura mucha monotonía, tedio o falta de entusiasmo para vivir la unión, las responsabilidades, la rutina, las tradiciones y el sentido del compromiso adquirido desgasta los sentimientos y aunque la relación indudablemente dura muchísimos años, los involucrados no siempre disfrutan de una emocionante vida juntos. Sin embargo, podrán sentirse muy satisfechos de lo logrado a través de los años con una familia estable, con tradición, un hogar, un auto, un buen trabajo o situación social, etc., en general las expresiones físicas y palpables de lo que proyectaron cuando se enamoraron. Nuevamente, si Saturno está en la casa 7 o contacta a Venus, se puede esperar una disposición parecida para vivir el amor.
Nacidos entre el 19 de febrero y el 6 de abril de 1969
Nacidos entre el 24 de mayo y el 5 de junio de 1973
Nacidos entre el 2 y el 15 de octubre de 1982

En cambio PLUTÓN puede ofrecer más pasión e intensidad en la relación, ya que para esta energía todo se vive al extremo y con fuerza, los sentimientos son profundos, comprometidos e impetuosos y se disfruta del sexo intensamente porque es medular para la relación, pero tanta intensidad y extremismo crea relaciones donde, tarde o temprano, alguno intenta dominar al otro con manipulaciones emocionales o luchas de poder soterradas, y aunque igual pueden permanecer juntos y convertirse en una relación transformadora para ambos, no siempre es una relación placentera porque la intensidad propia de celos violentos y dramas pasionales de diverso tipo pueden caer en violencia física o psicológica y la relación se puede volver destructiva para ambos o para el de personalidad más débil dentro de la pareja. Para sacar provecho del extraordinario potencial de este tipo de amor, es necesario desarrollar un alto grado de consciencia o templanza porque es muy potente. Si Venus está en la casa 7 o contacta a Plutón, se puede esperar algo similar en la relación.
Nacidos entre el 28 de agosto y el 10 de septiembre de 1963
Nacidos entre el 4 y el 17 de septiembre de 1976
Nacidos entre el 1 y el 14 de diciembre de 1983

Y finalmente tenemos a NEPTUNO, que por su misma energía puede formar uniones amorosas casi como de cuento de hadas, llenas de ternura, sensibilidad y sacrificio abnegado por el amor del otro, esperas eternas y platónicas donde existen altos grados de idealización del ser amado, disposición a renunciar a muchas cosas por el otro y total entrega a la relación, no obstante, como tanta belleza e ilusión no es factible de mantener por mucho tiempo en el mundo real, tarde o temprano, la relación experimenta una dolorosa decepción o choque con la realidad y es aquí donde la relación puede o no terminar, pero ya sea que permanezcan juntos o se separen, siempre será a costa de mucho dolor, sacrificio y frustración escondida, además de mencionar que esta energía promociona esos amores románticos que pueden resistir las pruebas del tiempo y la distancia sin ningún problema y cuando se vuelven a reencontrar, si es que lo hacen, lo viven como si el tiempo no hubiera transcurrido entre los dos. Venus en la casa 7 o con Neptuno genera estas relaciones.
Nacidos entre el 15 y el 26 de noviembre de 1961
Nacidos entre el 4 y el 17 de septiembre de 1971
Nacidos entre el 18 y el 30 de septiembre de 1989

Comentarios

comentarios