Luna llena cae sobre la configuración Júpiter-Urano-Plutón

Desde el lunes 10 de abril y con efectos que durarán toda esa semana

Ya en un artículo anterior detallé el efecto que la configuración Júpiter-Urano-Plutón puede tener sobre nuestra vida y los procesos personales que hemos estado llevando adelante inspirados por su particular combinación de energías a medida que nos adaptamos a las experiencias que moviliza y los cambios radicales que nos va pidiendo incorporar.

Sin embargo, se acerca una nueva fecha, un nuevo hito importante dentro del proceso en el que nos tiene involucrados esta configuración y que señalará otra oportunidad para seguir completando, de manera más consciente, la parte que nos corresponde a nosotros realizar a medida que modificamos nuestra realidad.

Para la noche del lunes 10 de abril o la madrugada el martes 11, se incorporarán a esta configuración las energías del Sol y la Luna mientras se oponen durante la fase de Luna Llena, marcando el resto de esa semana según la habitual energía de la Luna Llena.

 

Las fases de la Luna y su fase llena

En términos generales, durante cualquier Luna Llena podemos experimentar un clímax o un anti-climax, pudiendo vivir un logro concreto o un desengaño. Esta fase suele exponer nuestras esperanzas o miedos, materializando cualquiera de ellos. Para algunos, la Luna Llena significa un punto destacado en su vida con el final satisfactorio de algún esfuerzo, pero para otros, es enfrentar el resultado inevitable de pasadas negligencias, errores o simples resistencias. Es una nueva oportunidad para hacernos conscientes de nuestras limitaciones y aceptar la situación que esta Luna Llena nos presentará, teniendo la sensación de haber realizado un gran esfuerzo personal y, ya sea que hayamos alcanzado nuestras metas o no, ahora sentiremos que podemos permitirnos un descanso o pausa antes de que la próxima Luna Nueva que nos invitará a iniciar todo de nuevo.

Pero ya sea que experimentemos éxito o fracaso, durante la semana que comienza el lunes 10, la Luna Llena traerá consigo una liberación de energía, y mientras sentimos el alivio por un resultado definido, emocionalmente sentiremos que se concluye un nuevo ciclo. Esta vez, la Luna en Libra en conjunción con Júpiter resaltará la importancia emocional que tienen para nosotros las uniones con sentido, las que son un aporte a nuestro crecimiento espiritual y/o que comparten nuestra filosofía de vida, que estos temas sí son importantes en las relaciones para sentir que creamos vínculos satisfactorios y de mutuo apoyo para gozar la vida en pareja. Emocionalmente estaremos mucho más sensibles a esta realidad y tenderemos a profundizar un poco más buscando entender estos temas. Inconscientemente estaremos evaluando lo relevante que es establecer uniones verdaderamente equilibradas que nos brinden una sensación de pertenencia, familiaridad o seguridad emocional, pero que, a la vez, permitan a cada uno seguir creciendo como individuos.

 

Aspectos entre el Sol y la Luna

Por esos días, nuestros esfuerzos habrán terminado, y podremos observar con tranquilidad, distancia o más objetividad (como le gusta a Libra) cómo está nuestra situación presente desde un punto de vista menos apasionado para proponernos nuevos objetivos. A veces, sin embargo, es necesaria una crisis emocional para limpiar el aire primero, y esto puede suceder durante esa semana, sobre todo si Júpiter introduce su predisposición natural a exagerar las cosas!

Como ahora la distancia entre el Sol y la Luna se encuentra en su máximo, podemos sentir cierta polarización en nuestra vida, ya sea en un nivel interno o con los demás, porque veremos las cosas en blanco o negro y desearemos deshacernos de nuestra vieja vida o de esa parte de nosotros que proyectamos en el exterior, tal como lo hace la Luna Llena para nosotros.

 

Por su parte, el Sol en el individualista signo de Aries exacerbado por la natural independencia de la conjunción con Urano, pondrá sobre la mesa el otro lado

Sol en conjunción con Urano en el signo de Aries

de la moneda, es decir, la importancia de ser fieles a nosotros mismos y a quienes somos realmente permitiéndonos la libertad que necesitamos para revelar otras

facetas de nosotros descubriendo en el proceso habilidades que creíamos no tener, pero que ya es tiempo de comenzar a manifestar para que nuestra realidad sea un fiel reflejo de quienes somos, y Aries nos recuerda que para logra esto, es necesario ser valientes y enfocar nuestra energía al iniciar la acción que nos llevará

en esa dirección. Aunque el efecto del Sol suele durar no más de un par de días, éste suele estar asociado a experiencias de rápida toma de consciencia con respecto al papel que nos toca a nosotros jugar en cualquier situación en la que estemos involucrados y que esté requiriendo nuestra especial atención. Son días donde “nos cae la teja”, por decirlo de alguna forma…

 

En resumidas cuentas, la oposición es entre el Sol en Aries, haciendo además esa poderosa conjunción con Urano, y la Luna en Libra que, a su vez, hace otra poderosa conjunción con Júpiter, acentúa la polarización entre el Yo, mi individualidad (Sol y Urano en Aries) versus El Otro, nosotros unidos (Luna y Júpiter en Libra). Durante este tiempo, se confrontará la necesidad de ser quiénes somos libremente con la necesidad de establecer relaciones cercanas significativas con los demás.

Todo esto es parte de lo que la T-Cuadratura Júpiter-Urano-Plutón nos ha estado pidiendo trabajar y hacer consciente desde hace meses, pero esta próxima Luna Llena en la madrugada del 11 de abril caerá justo encima de la oposición Júpiter-Urano de esta configuración movilizando sus temas tanto desde lo consciente (Sol) como desde lo inconsciente (Luna), motivo por el que puede llegar a crear tensión interna… aprovechemos toda la información que la astrología pone a nuestra disposición para avanzar más enfocados y conscientes de lo que estamos viviendo y del por qué de todo ello…

 

Comentarios

comentarios