Saturno entra en Capricornio

El 21 de diciembre de 2017

El simple hecho que un planeta ingrese a su propio digno, es un momento especial por varios efectos. Tal vez, el más obvio sea que durante un tiempo, ese planeta y todo lo que su energía representa, hable más fuerte, como si tuviera un megáfono en sus manos… se le escuchará fuerte y claro ¡y hasta mucho más lejos! En el caso de Saturno, así será durante los próximos dos años y medio.

¿Y qué nos diría Saturno ahora que recupere su megáfono? Bueno, nos recordará los temas que le conciernen a él. Ciertamente la lista es larga, pero si hubiera que elegir tres palabras representativas de su energía, serían: limites, miedo y esfuerzo. Todo lo demás deriva de ellas y se manifiestan en distintos niveles, según la consciencia de cada cual.

Algunas de las acciones que Saturno en Capricornio buscará que aprendamos y practiquemos, y pueden estar seguros que se esmerará por crearnos esas oportunidades (Saturno es el maestro que enseña a través de la experiencia directa, él no es teórico), son cosas como desarrollar la paciencia, la perseverancia, el compromiso, el orden, el priorizar, el valorar y economizar tiempo y energía, esforzarnos, responsabilizarnos, organizarnos, ah sí, y por sobre todo, que aprendamos a manejarnos con los límites, esos límites que debemos aprender a reconocer y respetar para nuestro bien y el de nuestras relaciones (para ambos lados), que enfrentemos nuestros miedos e inseguridades y descubramos su real origen y cómo nos autolimitan innecesariamente, y también que nos esforcemos en estas tareas, porque ellas son la clave para volvernos seres más conscientes y, desde esa posición, seres más responsables de la realidad que creamos para nosotros mismos. Eso es ser maestro!

Con la próxima entrada de Saturno a Capricornio, estamos hablando de un evento cósmico sorprendentemente sincrónico (como todo en el Universo). Sin embargo, como cada vez hay más personas poniendo atención a estas maravillosas sincronías, siento la responsabilidad de aportar mi granito de arena intentando develar lo que antes se mantenía como secreto o indescifrable. ¿Cuál sería esta fascinante sincronía? Hace pocos días publiqué el artículo que adelantaba información sobre la próxima entrada de Urano en Tauro, pues bien, la entrada de Saturno en Capricornio sería algo así como “la primera pata” del nuevo proceso que el cosmos nos tiene preparado para que sigamos avanzando en nuestra evolución.

Como mencioné en ese artículo, Urano simplemente NO se maneja bien en el plano material, porque no lo entiende, y en realidad, no tiene que hacerlo, ese no es su tema. Pero Tauro igual le exigirá “jugar su jueguito”, le acomode o no. Y aunque parezca irónico, justamente Saturno entrará en escena a apoyarlo, porque lo hará manteniendo el trino con el que han estado unidos desde hace poco más de un año (de lo contrario, la etapa final del paso de Urano por Aries hubiera sido mucho más caótica y agitada de lo que fue… “aunque usted no lo crea”… jaja). Bueno, un aspecto trino es una energía que trabaja desde la armonía, el equilibrio y el disfrute, por lo que Urano entrará a Tauro apoyado por Saturno de esta forma, y con la paciencia típica de Saturno, hará que Urano experimente la armonía de trabajar un poco más lento, el equilibrio que se alcanza al trabajar respetando los tiempos y el disfrute que se obtiene al darle una forma concreta a sus creaciones mentales… será toda una experiencia para Urano!… y para muchos de nosotros.

Aunque a Urano y Saturno siempre se los describe como “enemigos irreconciliables”, esto en verdad se debe a que cada uno se encarga de realidades que parecen antagónicas, imposibles de reconciliar, por lo menos en la 3D, pero la verdad es que se necesitan. Precisamente, porque cada uno representa temas tan distintos, prácticamente opuestos, son compañeros inseparables, y durante estos años, debido a ese armonizador trino, han estado caminando de la mano. De esta forma, la entrada de Saturno a Capricornio cinco meses antes de que Urano entre en Tauro, le prepara el camino para que entre a su nuevo ciclo algo más tranquilo y paciente (dentro de lo que se le puede pedir). Saturno seguirá acompañando a Urano en armonía todo el 2018. Pero desde el 2019 seguirá su camino y comenzará a alejarse de Urano confiando que le aportó lo que necesitaba para iniciar bien su nuevo ciclo taurino de 7 años y de ahí en adelante, lo dejará solo, porque ese año Saturno tiene una importantísima cita kármica con Plutón, y a esa cita debe asistir solo y desnudo…

 

¿QUÉ PODEMOS DECIR DE LA ENTRADA DE SATURNO A CAPRICORNIO?

Toda persona que entra a su propia casa se siente cómoda, confiada y segura, sabe dónde están las cosas, el orden de todo y las cosas funcionan como le acomoda… así es cómo se debería sentir Saturno cuando entre en su ordenado y concreto signo durante la segunda quincena de diciembre de este año. Por fin saldrá del enrarecido aire filosófico de Sagitario quien le exigió, durante dos años y medios, que le encontrara el sentido profundo a todas las cosas que puede hacer en su confiable plano material. Pero en esta oportunidad, y cuando me refiero a esta oportunidad, quiero decir después de 33-35 años, Saturno entrará a su casa sabiendo que lo está esperando una visita no muy cómoda: Plutón. Y aunque la energía de Saturno y Plutón son, en muchos sentidos afines, ambas combinadas son cosa seria. Hablamos de los dos planetas asociados al karma irrevocable… y esas pueden ser buenas o malas noticias para nosotros.

Sabemos que Plutón entró a Capricornio en 2008 y, desde entonces ha estado esperando este próximo encuentro… ha sido una larga espera como vista. Pero Plutón no es cualquier visita, así es que mientras el dueño de casa (Saturno) anduvo fuera estos años, Plutón se dedicó a hacer lo que mejor sabe hacer: destruir el orden establecido que encontró. Por lo tanto, cuando Saturno abra la puerta de su casa, se va a encontrar a Plutón en medio de su trabajo de destrucción! Cualquiera podría imaginarse el mega ataque de histeria que le podría dar a Saturno al encontrar su ordenada y estructurada casa hecha añicos, pero no se confundan, como dije antes, en muchos sentidos estas dos energías son afines, y en una de las cosas en que ambos coinciden es en su comprensión de que cuando algo termina, termina y punto. Así es que lo más probable es que el trabajo de Saturno, durante los dos años y medios que permanezca en su casa, será tranquilamente dedicarse a ordenar, limpiar y darle forma al nuevo sistema uniendo las piezas que Plutón no alcanzó a destruir con las nuevas ideas que Urano alcanzó a introducir mientras caminaron juntos… todos trabajando en equipo!

En otras palabras, se acabó la fiesta muchachos! Ya no habrá más fuego ariano ni sagitariano encendiendo los ánimos y las visiones, Urano se pondrá trabajólico en Tauro y Saturno… para qué decir. Se pondrá cabeza gacha a trabajar dándole forma al nuevo orden que dejó Plutón durante su visita, la que aún no termina… y sabemos que Plutón no toca temas muy “entretenidos”. Él nos seguirá pidiendo que profundicemos en nuestras más oscuras e inconscientes emociones (propias o familiares) tratando de llevarlas a la luz de la consciencia, y eso también es mucho trabajo personal y bastante agotador, por cierto…

Por supuesto, gran parte de lo descrito será más evidente para cada uno de nosotros según la casa donde recaiga esta conjunción Saturno-Plutón en 2019 (20º a 23º de Capricornio + orbe), o dependiendo de la casa por donde pasarán durante los próximos años, además de las casas que irán incluyendo a medida que, en su paso, vayan formando aspectos con los planetas natales. En resumidas cuentas, viene un tiempo de más trabajo, es cierto. Pero al estilo de Tauro y Capricornio: más pausado y confiable, sin la fogosidad y el estrés de Aries y Sagitario.

Ciertamente, las personas que se sientan más cómodas con la energía de Tierra y Agua disfrutarán más de este tiempo que comienza, sin embargo, quienes prefieran la energía de Fuego o Aire, debo decirles que ya pasó su momento y ahora les toca aprender valiosas lecciones de estos nuevos tiempos. Suerte a todos con este nuevo ciclo que ya llega. Sigamos avanzando, aprendiendo y creciendo. ¡De eso se trata todo en realidad, no lo olviden!

 

Comentarios

comentarios